top of page

Hacer que las cosas mugan en Nicaragua

Nicaragua es el país más grande de Centroamérica, tierra de lagos, volcanes y hermosas playas, pero también, uno de los países más pobres del norte hemisferio. La amabilidad y el espíritu acogedor del pueblo nicaragüense brinda una gran oportunidad para compartir el Evangelio y, aun cuando las estimaciones indican que el 27 por ciento de la población son cristianos evangélicos, todavía hay Mucho trabajo que hacer.


Frontline comenzó su ministerio en Nicaragua en 2008, haciendo plantación de iglesias y

entrenamiento pastoral/liderazgo, pero últimamente el enfoque ha sido en los más jóvenes

generación. En 2014 iniciamos una finca ganadera que genera recursos para

diferentes aspectos del ministerio, pero principalmente para pagar por un número de estudiantes para ir a una escuela cristiana privada (Grados 1 a 11). Estos son estudiantes con mucho potencial que pertenecen a familias muy pobres. No solo están recibiendo una buena educación, sino, lo más importante, los principios bíblicos que les ayudarán a honrar

Dios, y también, para convertirse en los líderes siervos que su país necesita.



Esta fazenda de gado na Nicarágua, que paga para as crianças locais frequentarem a escola, é um empreendimento dos missionários da linha de frente Don Lewis e Luis Chavarria.


El misionero de Frontline Missions, Luis Chavarria, realiza una alimentación para los nicaragüenses locales.

Comments


bottom of page